jueves, 23 de febrero de 2017

Humor aeronáutico


Visionarios (II): Huazhi Hu y el Ehang 184

Los coches autónomos ya no son una novedad. Los drones son algo que también nos resulta muy familiar, pero un drone capaz de llevar a una persona de menos de 100 kg es otra cosa. Muy pronto disfrutaremos de los helicópteros autónomos gracias a Huazhi Hu, fundador de la compañía Ehang. Este visionario de Guangzhou del sur de China asegura que ha inventado el vehículo aéreo más seguro, más inteligente y eco-amigable capaz de volar a baja altitud sin ayuda. Con solo 200 kg de peso, este dispositivo (llamado realmente AAV o Autonomous Aerial Vehicle) tiene una autonomía de 23 minutos. Puede desarrollar una velocidad de crucero de 100 km/h y es ideal para que cualquiera pueda llegar al trabajo en él. Se maneja y se programa el vuelo con una tablet de 12 pulgadas.

The Ehang 184 cambiará de forma radical la forma en la que nos desplazamos de un punto a otro. Nadie tiene que ser piloto para poder manejarlo. Estas son las palabras de este inventor chino de 39 años que cree ver en este sistema la solución ideal para los desplazamientos cortos.

reseña de libros: Aircraft instruments & integrated systems

Hoy recomiendo este libro sobre instrumentos, que no no he encontrado traducido al español, pero merece la pena si se sabe leer en inglés. El libro de Pallet es un clásico entre los instructores de instrumentación del avión. 

Este volumen ofrece información muy detallada sobre los principios de funcionamiento y las características de construcción de los instrumentos y sistemas integrados necesarios para el vuelo y la navegación de los modernos aviones comerciales. 

También cubre la supervisión y gestión de los datos y los sistemas centrales involucrados. Todos los instrumentos y sus sistemas se estudian de forma muy detallada y con una gran profundidad. Se ofrece una visión amplia de los más habituales y representativos que se encuentran instalados en los aviones actuales. Trata tanto de sistemas de vuelo, como los propios de los motores, los sistemas EFIS con sus pantallas y los aparatos de gestión. La gran preparación del autor y su participación y estudio en programas de instrumentos y sistemas asociados ha hecho posible la inclusión de algunos aspectos que rara vez se encuentran en los libros técnicos de aviación. En las últimas ediciones también se incluyen sistemas actualizados de aviónica y microelectrónica que se pueden encontrar en las aeronaves de última generación. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

Presurización parte II

Cuando un avión vuela a 11 km de altura no puede mantener la presión del interior de la cabina al nivel del mar (o del momento del despegue). La diferencia de presión es tan grande que se acabaría produciendo algún fallo estructural de importancia. Es lo mismo que ocurre con un globo cuando asciende. Al ganar altura la presión exterior disminuye y si la presión interna permanece constante, el globo se expande. El proceso regulador para que la diferencia de presión no cause daños a la aeronave pasa por reducir la presión interna de la aeronave. Este proceso lo suele llevar a cabo algún tipo de sistema dedicado u ordenador. El factor clave consiste en disminuir la presión hasta límites aceptables para el cuerpo humano. Para ello el sistema controlador de la presurización opera una válvula conocida como "outflow valve " en inglés. Esta válvula de escape o válvula de alivio se puede ver abierta en muchos aviones cuando carretean por las pistas de rodadura. se suele encontrar situada en la parte trasera de la aeronave. La presión que se experimenta a nivel del mar en un día estándar (con 15° C) medida en psi ("pounds per square inch" o libras por pulgada cuadrada) es de  14,70 psi, que es lo mismo decir 1 atmósfera. Si voláramos a 11 km de altura la presión sería de solamente 3.23 psi.  La diferencia (11,47) es muy grande y significa que en el interior del avión la fuerza por unidad de superficie podría hacer que la aeronave sufra fallo estructural. Si se disminuye la presión interna del avión hasta unos límites aceptables, digamos el equivalente a unos 3.000 metros de altura, esto representaría 10.17 psi y la diferencia de presión (4,53) podría ser soportada por la aeronave.

lunes, 20 de febrero de 2017

Visionarios (I):Franky Zapata y la plataforma voladora

Franky Zapata es una de esas personas que creen ver más allá que las demás. Franky imagina un mundo en el que podremos desplazarnos por encima de las ciudades con nuestra plataforma volante o "Flyboard Air". Según él es muy posible que en un futuro no tan lejano (tres años) podamos ir al supermercado volando.

"Puedo hacer lo que quiera. Soy un OVNI" con estas sugerentes palabras Franky quiere promocionar su último invento. Su compañía "Zapata Racing" dice haber logrado el sueño de la humanidad y ofrece el Flyboard Air como la Unidad de Propulsión Independiente que todos usaremos el día de mañana. Franky Zapata ya fue el inventor en 2012 del famoso "Flyboard" y ahora quiere soltar cualquier atadura (mangueras de agua propulsoras) para alzar el vuelo de forma independiente. Franky es un campeón francés de moto acuática de 38 años de edad y acaba de establecer el récord mundial de distancia con esta especie de monopatín volador de su invención. Franky lleva trabajando en este proyecto cuatro años y se encuentra entusiasmado. Dice que este es el proyecto de su vida.

El Flyboard Air es una pequeña plataforma donde una persona puede sostener vuelo controlado por unos minutos. El usuario es el encargado de llevar el combustible en su espalda. El dispositivo lleva cuatro motores de 250 caballos alimentados por queroseno. Dos motores colocados a cada lado del patín, se encargan de estabilizar el vuelo. El control se efectúa de forma remota desde un mando. La autonomía del aparato ha crecido desde los primeros prototipos, pero lo más importante es que la seguridad también se ha incrementado. Al principio las posibilidades de tener un accidente eran de un 10%, ahora estas posibilidades se cifran en uno cada 100 millones (según su inventor).

viernes, 17 de febrero de 2017

Reglas de oro: del PNF al PM

La gran mayoría de los modernos aviones comerciales requieren un mínimo de dos pilotos. Aunque parezca una nimiedad, esto es algo muy importante (y es una limitación más de la aeronave, tal cual pueda ser la altura o la velocidad máxima). Cuando dos pilotos forman la tripulación de un avión de ala fija, el comandante de la aeronave, que debe estar debidamente calificado y ostenta el rango de capitán, normalmente ocupará el asiento izquierdo y el primer oficial o copiloto Normalmente ocupa el asiento derecho.

Una de las cosas que más importancia tienen en las operaciones de vuelo es seguir las llamadas reglas de oro ("Golden Rules") para los pilotos. La idea es intentar que no se olvide nada importante y estar alerta en todo momento para saber como actuar en caso de emergencia. Estas normas básicas son también un cambio de paradigma que intenta cambiar el concepto de PNF (pilot not flying) a PM (pilot Monitoring), lo cual es algo muy distinto, pues PNF denota un carácter pasivo y PM es una designación que implica estar activo en todo momento.

Antes del comienzo de cada sector de vuelo, el comandante de la aeronave decide qué piloto asumirá la responsabilidad directa de volar la aeronave para el vuelo completo o para partes específicas de este, como Descenso/Aproximación y Aterrizaje y se convierten en "Pilot Flying" (PF) para ese sector o la parte específica del mismo. El otro piloto queda a continuación designado como "Pilot Monitoring" (PM) para esa misma parte del vuelo y en esa función debe supervisar la gestión del vuelo y las acciones de control del avión llevadas a cabo por el PF. 

miércoles, 15 de febrero de 2017

Humor aeronáutico: Los A-10 continúan siendo operativos

Propuesta de bajo presupuesto para mantener los A-10 en vuelo...


Vuelo con la patrulla acrobática de suiza



Toma asiento y ponte el cinturón! Volamos a 740 km/h en un vídeo a 360º sobre los Alpes y st. Moritz!

 

 

Sistemas de grabación de datos

File:Blackbox3D.png¿Qué es una caja negra? Una caja negra es como popularmente se conoce a los sistemas de grabación de datos de los aviones comerciales. Mucha gente me pregunta el por qué del nombre. No está claro, pero el concepto de caja negra lo estudiábamos en psicología, como elemento en el que no importa el funcionamiento interno sino las salidas a las que daban lugar las entradas. Es decir, no nos interesa como produce los resultados. Lo que nos interesa son simplemente los propios resultados.

Es muy posible que debido a este concepto que se venía utilizando desde principios del siglo XX se haya traspasado traspasado a la aeronáutica y concretamente a las cajas registradoras de datos que llevan los aviones. La implantación del término es tal, que aunque vayan pintadas de un escandaloso color anaranjado para su rápida localización, se las seguirá conociendo popularmente con ese nombre.

lunes, 13 de febrero de 2017

Los secretos del FBW: ¿limitar o mejorar al piloto? (primera parte)

Nota: lo que se comenta en este artículo son generalidades. Para saber las capacidades reales de un avión concreto se debe de consultar el manual de vuelo.

Nadie duda de que los beneficios de los sistemas FBW (Fly By Wire) son enormes. Hoy en día la mayoría de los aviones comerciales modernos ya incorporan este sistema. El FBW hace el vuelo mucho más eficiente. Esto redunda en rutas con mayor ahorro de combustible y viajes mucho más confortables para los pasajeros. A su vez, el sistema requiere un mantenimiento más reducido, por lo que todo ello dará lugar a costes operacionales más bajos para compañía. Esto último además puede redundar en beneficio del consumidor, porque posibilita que la propia compañía pueda bajas los precios de los billetes. Debajo se puede ver el esquema de beneficios y el resultado obtenido.